lunes, 13 de diciembre de 2010

Me duele dejarte ir

Me niego a dejarte ir, me duele, no quería verlo pero es inevitable, debo admitir que será lo mejor, lo mas digno que te mereces.
Por segunda vez en mi vida, tiene que ser un día triste y gris, ese que me golpee con el mazo del dolor mas hondo. Como se amontonaban esta mañana los recuerdos, y siguen llegando a raudales mientras intento que las lagrimas me permitan escribir este merecido homenaje.
Éramos como dos lobos solitarios que por fin, se encontraron y juntos hicimos frente a todo. Yo que tenía miedo cuando tras el primer mes de estar conmigo, tuve que dejarte con tu primer amo, quien te crió, pero no, basto un simple: Venga vámonos a casa; para que corrieras a mi lado y regresar a tu nueva casa. Cuantos viajes juntos: ¿recuerdas aquellos juegos con las olas en Huelva? O cuando disfrutábamos de la montaña, aprendiste a saltar la valla de piedra y corrías a por las ardillas, cuando me intranquilizaba, por tu ausencia, un silbido bastaba para que estuvieras de nuevo a mi lado. Ay aquellas salidas de cacería, parece que las puedo sentir, en tu haber hay un par de rabos de lagartija y una pequeña musaraña, ahí es nada; eso si el estilazo que mostrabas saltando sobre tu presa no lo igualaba nadie. Tu tranquilidad contrastaba con todos los comentarios de aquellos que decían que tenias que ser independiente y desobediente, que ibas a tu aire; nada mas lejos de la verdad, algún día eras mas cabezón, pero ¿y quien no? Aquel día en que nos levantamos, era el 24 de Diciembre, y vimos toda nuestra casa nevada, una nevada copiosa que duro al menos una semana, como deseabas bajar a dar un paseo y juguetear con ella y me hacías amagos para que jugara yo de igual manera, no entendías que no corriera y brincara. Por aquel entonces, me mostraste la mejor prueba de fidelidad y de amor que existe, casi entro en un bucle de depresión si no hubiera sido por ti, estabas ahí atizando con tu hocico para hacer que me moviera, que me entretuviera y jugara contigo, cuando veías que ni eso, entonces tu cabeza sobre mi era mejor de los terapeutas, solidarizándote conmigo, lo superamos y disfrutamos como nunca de la vida.
Y esos viajes que nos marcábamos, tu en el asiento trasero, impaciente hasta que veías que íbamos ya en marcha por la autovía, ahí te tumbabas tranquilo, salvo cuando tres o cuatro kilómetros antes, no puedo precisar como lo hacías, pero en pie cerca tu cabeza a la mía, pasábamos junto a la Guardia Civil de Trafico, ¿Cómo lo hacías?
Te enfrentaste con una valentía impresionante a atacantes que te doblaban y casi te triplicaban el tamaño, siempre cuando se ponían muy pesados, sino tu ser era pacifico y tranquilo, huías de las broncas; me viene a la memoria el ataque de aquel grandillón, te hizo heridas graves, pero fue la única vez que vi quejarte lastimosamente, incluso ahí mostrabas tu raza, tu coraje, apenas salía un quejido bajito.
Las chicas también te traían loco, loco. Menudo galán, que porte.
Me duele, mucho, más de lo que imagine, y lo suponía que seria así. Vela por mí, cuida de mí desde allí donde estés, no permitas que me hagan mal. Tendrás muchos amigos nuevos, siempre te recordare, Thor me quedo solo, y no quería que esto me pasara, se me va todo, me quedo con tu recuerdo, tus recuerdos, con esa cara de niño que siempre tuviste, pero con un inmenso vacío, te quiero, gracias por los años que me diste.

7 comentarios:

Marco dijo...

Lo siento Angel, me ha emocionado ese texto... es precioso. Yo también se lo que es perder a un gran amigo como lo ha sido Thor para ti.

Él siempre estará esperándote allá donde esté.

Muchos besos y un fuerte abrazo.

JuanL dijo...

Angel, siento la perdida. No se sabe lo que te da un perro hasta que no se tiene uno. Se nota lo mucho que has vivido con el, lo siento

Manu dijo...

De verdad que lo siento Ángel, pero claro es ley de vida,aunque cueste mucho admitirlo...mi LLUNA que me da mucho "trabajo" el día que la pierda estoy seguro que me ocurrirá lo mismo,ANIMO!!! y un BESOTE

Anónimo dijo...

hola Angel cuanta emocion trasmites a traves de esa maravillosa carta de amor hacia un ser que te lo a dado todo.Angel la vida sigue es duro pero todo se supera,no quiero que estes solo,que solo no estas nos tienesa un monton de AMIGOS que te quieren,y tu lo sabes asi que ANIMO.. tu siempre para ti PAPANOEL

Saunero dijo...

Gracias a todos, estoy seguro que Thor velara por mi desde donde este, seguro un beso a todos, gracias, Angel.

Max Birrax dijo...

Ahora entiendo la tristeza que reflejabas... ¿Qué decirte? Pues sí, que lo siento, porque eres mi amigo, y no me gusta ver tristes a mis amigos, pero jamás podremos llegar a ponernos en tu lugar.

También habrá quien no lo entienda, pero eso es porque nunca ha tenido, no una simple mascota, sino un gran y buen amigo dispuesto a estar siempre a tu lado.

Un abrazo muy grande,

Max.-

Saunero dijo...

Gracias Max, de corazon, Angel.