miércoles, 20 de octubre de 2010

Un olvido sin perdon.

Perdonad pero ayer se me olvido deciros que en la fiesta tuvimos un ataque pirata, lo pasamos de miedo, aqui os dejo la muestra palpable de tremendos salvajes, lo recuerdo y me tiembla todo, todo, todo. Saunero.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Demasiado perfecto, limpio y fashion.
El semen es pastoso, y delicioso.
El sudor resbala en los vellos y la piel contra la piel, sudados, recién corridos no es eso. Es la ostia.
He ido, que haya contado, seis veces a la sauna. Voy a necesitar una transfusión de semen.

Saunero dijo...

Pues si tendrias que dar una vueltita por el doctor, si.

Anónimo dijo...

ayyyyyyyyy estuve yo en tu fiesta y no los vi,que pasa que los tenias escondidos para ti solo,bueno espero que hayan muchas mas fiestas me lo pase bomba...un besote...sor chupete

Saunero dijo...

A mi me estaban castigando todos en la bodega de proa, no sabe hermana las cosas que me hacian esos salvajes ummmmm no se lo deseo a mis enemigos, besitos, Saunero.