lunes, 14 de septiembre de 2009

Por la parte que me toca

Señores, señoras, que comience la función. Vamos a ver como hilo esto, por que las ideas y los pensamientos se me amontonan y se pelean por salir y ver la luz. En Octubre de 2007, se inauguraba la primera sauna gay de la ciudad de Elche, hasta ahí todo mas o menos correcto, (según lo mire la neurona de cada cual); al poquísimo tiempo salta una noticia a todas las televisiones y vida publica en general: un concejal del PP Partido Popular (no quiero que se interprete como que saco la lengua P), se ha gastado la bonita suma de 50.804,00€ (recordemos que son 8.453.074 de nuestras añoradas pesetas, nuestras rubias), en clubes de alterne masculinos gay. Este buen ciudadano, se encontraba casado y era padre de unas criaturas que quedaran marcadas por su padre de por vida, salía a colación también la noticia de que este señor pagaba por los servicios que recibía por parte de hermosos efebos, así como que en épocas santas, procesionaba con su correspondiente cofradía, un joya vamos, un diamante en bruto. La actuación de este buen señor, no me afecto mucho en la puesta en marcha del negocio, yo estaba tranquilo pues se trataba de un local sin ese tipo de servicios, y los efebos venían cuando querían venir y se iban por donde venían, con mayor o menor gracia y habiendo sido mas o menos agraciados; admirados si, eso siempre. Lo que si me hizo daño fue que, por la actuación de este buen señor, los medios de comunicación identificaran las saunas masculinas gay, o simplemente las saunas gay, como prostíbulos, lupanares o lugares donde era/es obligado y por tanto exigido, el pago de los posibles o eventuales contactos que entre los asistentes al lugar se pudieran dar. Eso no es así, es falso, me toco un trabajo enorme de concienciación a los vecinos, mostrando el lugar, el local, para convencerles que de prostíbulo, nada. Eso por fin lo supere muy bien y tengo unos vecinos que para si los quisieran muuuuchos, desde aquí aprovecho para agradecerles estos dos años de convivencia en el marco de la mayor de las normalidades. Que alguien que es gay, se case, y me refiero con una pareja del sexo opuesto, (afortunadamente ya lo podemos hacer todos) lo podría admitir, porque no puede decir que es gay, etc., (los famosos armarios por todos conocidos y que existen y existirán de infinidad de modelos, tamaños y formas, ayer, hoy y por siempre), pero que tenga hijos con esa pareja ya va rayando/rallando un poco en la irresponsabilidad, sabiéndose gay, claro esta, (si resulta que se ha pasado a la acera de enfrente, miel sobre hojuelas). Pero que se dedique a irse con personas gay, es engañar a los suyos: familia, amigos, partido, votantes, etc. Pero si encima estas personas gay, son profesionales del sexo y se le va la cantidad de euros mencionada en el comienzo, ya es para decirle de todo menos bonito, y perdonarle menos; pero, que siempre hay un pero, es que el dinero no era suyo, era del ayuntamiento, tal vez se trataba de “gastos de representación”, quizás. Este señor, evidentemente es ajeno al daño que me pudo causar indirectamente, por que si lo hubiera pagado de su bolsillo (como al pillarle, tuvo que hacer, rembolsarlo, ¿tendria suficiente cash?), solo habría sido un engaño circunstancial, y me refiero a su circunstancia y su círculo.
Peras y manzanas (worth1000.com)
Lo que me lleva a soltar toda esta parrafada es que hoy salta a los tabloides, interneses, papeles cuchess y todo lo que antes agrupaba el NO-DO, que este señor lo hizo por su adicción a la cocaína, y lo siento pero ya no puedo ser políticamente correcto, me acaba de tocar las pelotas, a mi, a un gay, y encima sin pagarme un duro. Señor mío, bueno mío no, yo no lo quiero, lo regalo a quien lo quiera, deje de hacer daño, de molestar, por que le quisiera hacer una preguntita ¿Qué ocurre, que los gay somos encima cocainómanos perdidos? ¿Qué ocurre que los gay fomentamos el consumo de la cocaína hasta hacer perder el norte, los valores de uno mismo, la familia, etc, etc, etc? Basta ya hombre, si Ud. es cocainómano es cocainómano, pero encima/además, lo siento es gay, maricón (palabra mas castiza en castellano), pero si encima le gusta pagar y no con su dinero, es que encima es un jeta de mucho cuidado. Por favor, vaya pidiendo perdón a quien le corresponda, y que aun no lo haya hecho y deje de echar mierda a los que luchamos por ser personas normales, dentro de la normalidad, seamos o no gay, o maricones, puesto que también lo somos, somos castellanos parlantes también. Por Ud. en principio (puesto que así ayudara a los demás), por su familia (ya que hará que lo vean como persona), pongase en manos de los especialistas médicos que correspondan para curar de sus adiciones (ojo, ser gay no es una enfermedad, no busque soluciones medicas, se es y no tiene cura), pongase un tutú si le apetece, vista a la última de Tommy, si le place (pues encima goza Ud de buena planta), busque en fin, ser usted. Por ultimo, solo le pido que me conteste a una preguntilla: ¿es pera o manzana? Dentro de mi malestar, deseo que se centre lo antes posible. Sauneroso.
Trasplante (ojodigital.com)

2 comentarios:

JuanL dijo...

Normal, que te queme, siempre se da una imagen negativa de las saunas; ya salgan en noticias, seires o peliculas, en fin es algo que quiza con el tiempo deje de tener esa imagen. Sobre el resto no opino, que seguro que si hubiese sido del grupo del cejitas no te habria molestado taaaaanto, jejeje

Saunero dijo...

Juan, amigo Juan, sabes como yo que si hubuiera sido de los cejitas igual o tal vez peor, por la sencilla razon de que ellos promulgan o promueven otra imagen muy diferente, de verdad que lo hubiera hecho, y esto ha sido no por mariquita o no sino por echarle la culpa a la cocaina, de su presunta y repetidamente admirada atraccion por los chicos de su mismo sexo y encima de paganini. Un saludo, sin ningun tipo de acrituz, majete.