jueves, 3 de abril de 2014

Previously: Bacanal Romana

Prefacio: Algunos cardenalicios blasfeman contra su prójimo sin ninguna razón ni derecho, otras prójimas crean libros que ponen a nivel de suelo al resto de prójimas y por último estamos los peores, los que de la manera más tosca cuentan la historia según les viene en gana.
Ven que te voy a contar un cuento, que me contaron unos a los que según parece se lo contaron otros y así hasta el principio de los tiempos (los tiempos que ellos establecieron claro, no del big-bang). Como pasa con todo luego hay ovejas descarriadas, más negras que de blanca y sedosa lana, pero esas están en Alcalá de Henares, entre otros rediles...
Bueno a lo que voy, que me liáis y pierdo el meollo, oye.
Por lo que parece eramos muy felices y dichosos en un paraíso, pleno de belleza, sin ataduras ni apretadas costuras
Lo teníamos todo: no nos faltaba qué comer, nos sentíamos como princesas en busca de su príncipe azul, (o moreno, o rubio, o nórdico), cabalgábamos a puro lomo de apuestos corceles, teníamos todos los trapitos que uno pueda imaginarse para lucir más guapo que un ave del paraíso;


hasta que llego Evo y le dijo a Adán, ven cómemela, está dulce, es prieta y te llenará de energía para disfrutar del paraíso, seremos felices por siempre... Adán no podía desconfiar de quien procedían esas ofrendas, era su dios, su santo amor (ah! no, que aún no se inventaron los santos...), el caso es que tomó la fruta prohibida entre sus manos y la degustó gozoso, con fruición y placer
Fue entonces cuando, según dice la leyenda, alguien que observaba lo que acontecía, se enfadó y les envió a un ángel exterminador
para que acabase con lo que se daba, y así fue cómo desde ese momento, desde que le pillaron comiéndose el postre sin acabarse las lentejas, es cuando esta pidiendo perdón Evo a Adán, que encima se puso fondón, para deleite de chasers y demás admiradores





Luego, continua la leyenda, enviaron a un ángel, este bueno, estaba bueno a rabiar (uy que esto es una errata)
para avisar a Evo y Adán que se les perdonaba pero que Adán debía seguir una dieta, y a partir de entonces se tendrían que cumplir normas, muy estrictas, para ello se tendrían que bautizar, (que no es otra cosa que lavarse de los pecados que cometieran), mientras tendrían que llevar a cuestas la pesada carga de la cadena de pecados que cometerían

cargando los maderos para hacer un icono ante el que postrarse y que serviría para recordarles el calvario que les espera si no son buenos y se portan bien, rogando por el perdón de sus malas acciones










Sigue la leyenda diciendo que, desde entonces, hay centuriones, por los rincones, tras las puertas, sobre los quicios, vigilando las acciones humanas, y que éstos, tras hacer un memorandum, mandan a los hombres de negro cada año por estas fechas para que les contemos y nos perdonen nuestras malas acciones, y así nuevamente comencemos a temer caer en las tentaciones, pasadas, presentes y futuras.

Por eso:
EL PRÓXIMO SÁBADO  19 , EN ESTE MES DE ABRIL, CELEBRAREMOS LA LIBERACIÓN DE TODAS NUESTRAS MALAS ACCIONES, CON UNA NUEVA BACANAL ROMANA !!!
Os informaremos más adelante..... Sauneroso.

domingo, 2 de marzo de 2014

Que noche !! Queee noche !!

Y me la quería haber perdido.
Buenos días, carnales !!
Gracias y mil gracias por la noche que pasamos ayer, bueno hace un rato jejejeje.
A todos gracias por elegir pasar una noche de Carnaval Bacanalero.
A los que os unís a la fiesta cada vez que la montamos, y dais caña y caña, a los valencianícos que se presentaron, dejando un poco aparcada la fiesta de Carnavales Falleros de Rita la comendaora; a los murcianícos que casi se me ahogan en un jacuzzi lleno de agua, ahora eso sí, luego terminaron como tiene que ser, en remojo y poniéndose tiernitos. Lo que no sé es qué tuvo que hacer el murcianico conductor en cuestión, para cargarse la correa del reloj, no me imagino lo ocupadas que tenia que tener las manos. Tuvimos hasta un cumpleañero, más majo que las pesetas, pero que no me invito a nada dulce, ni tampoco me dejo que le soplara la velita... con lo que hubiera disfrutado con el airecito él y yo por fin rezando ante un buen cirio para aliviar mis pecados de pensamiento y omisión.
Gracias a mi niño que dejo nada más y nada menos que un partido del Elche por estar conmigo (con su contraparte que le convenció, éste seguro que le lleva al altar, me pido dama de honooooo); gracias a mi querido migueeeeee, que le voy a debeeee un tremendo pedo con la botella de cava que me trajo.
Gracias aquellos que por primera vez se presentaron a la fiesta y siendo o no de esta España querida, disfurtaron e imagino que hicieron disfrutar a mas de uno.

En fin me hicisteis muy, muy feliz, estoy cansado pero os juro que como diria el Sexto, si camiiiilo, Mooooolaaaa !! Maaaazzooooo !!
Ahora lo que toca es vovler a poner las cosas en su sitio, taparse un poco las vergüenzas (quien las tenga, digo las verguenzas, por que lo que tiene aqui mi primo.....)
Tanto es así que cómo sabéis la próxima es para Junio, más o menos, hay que mirar el calendario, pero me pienso que por Semana Santa podríamos encomendarnos a la madre carne, ¿que os parece? para no hacer muy larga la espera hasta junio.
Bueno de nuevo mil gracias y por último deciros que no tengo labios suficientes para tantos besos, ni brazos que abarquen tantos achuchones, se os quiere, Saunero.

domingo, 23 de febrero de 2014

Érase, que se era...

Erase, que se era, lo que acaeció y que aquí os cuento, hace más de cuatro décadas.
Sí amigos, allá por los lejanos años sesenta, pasada ya la medianía, un hombre, junto a su amada esposa, se vio obligado a tomar una decisión de esas importantes en la vida, de las que marcan, pero que asumía debido a sus raíces,  descendían de los mismísimos conquistadores,  aquellos que con sus barcos, descubrieron nuevos y maravillosos mundos, que crearon puentes entre un sol y otro, allende los mares. La situación a sus treinta y pocos años era complicada, unos por otros dejaron la casa por barrer y aquí era difícil conseguir una estabilidad medianamente decente ....
 ... Y se marchó
tomó sus cosas y se puso a navegar,
una camisa, un pantalón vaquero,
y una canción.
Dónde irá,
dónde irá.
Se despidió ...
Tras su campaña en tierras germanas, regreso, tiraba con fuerza el lazo de la familia que aquí quedó y sabiendo que sería un esfuerzo mayor siguieron la lucha en casa. Ahora el futuro no estaba en poniente sino en levante y tomando mujer, hijos y algunos trastos, cruzaron la piel de toro, hasta llegar a Valencia.
Valencia, quien lo iba a decir, de la dehesa al campo valenciano, de las bellotas a las naranjas, de ver ponerse el sol a ver amanecer antes que nadie. Fue una etapa corta, dura, ahora era la mujer la que sufria, la humedad que sentia en Valencia, iba derrotando poco a poco sus huesos, desgastados por el nacimiento de sus hijos, aún así en la de Febrero, como hoy se dice: a la Luna de Valencia, disfrutaron de una noche de esas que hacen época y que marcan, vaya que si marcan, tanto como que en unos meses ya en casa, en sus origenes la luna se hizo sol y parió un angelito, a la de Valencia le pidieron una Ninfa, pero no pudo ser.
Este angelote, regordete, con la mirada puesta en el mundo y el mundo en su mirada, se sorprendió, se alarmó cuando supo por rumores cotillas, de la leyenda que cantaban los susurros por los rincones: su madre, al nacer niño, lo quiso tirar al Guadiana, rio de vida, que riega de vida de la vega extremeña, pero que juguetón aparece y se esconde. Fué, como no, la abuela, quién tomándolo en su regazo le quitó de la cabeza esa tonteria a la madre pesarosa de no haber tenido una preciosa niña.
Fue creciendo, inconscientemente estaba muy unido a su madre, la adoraba, eran cómplices, según crecía y para hacer rabiar a su madre le recordaba que le quería tirar al Guadiana, ella gruñía y no daba crédito a cómo un comentario estúpido podía marcar de esa manera a un niño. Empezaba la adolescencia y el niño, que era feliz dibujando y pintando, descubrió el que sería su libro favorito, no era amante de la lectura pero ese canto a la libertad y la superación le marcó tanto o más que saberse nadando en el juguetón Guadiana
Creo que llevaba en sus genes dos marcadores profundos que, de manera desconocida se debieron unir a lo mas profundo de su ser, amaba el mar, pudiendose pasar horas disfrutando con la mera contemplacion del mismo y si nada ni nadie lo impedía, cada mes, corria al encuentro de su otra madre, para abrazarla y darle un beso, la Luna.                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Pienso que sin lugar a dudas éste comportamiento fue lo que heredó del aire respirado, mientras sentía en el vientre de su madre como iba creciendo, durante su etapa en tierras valencianas.
Otro momento duro, muy duro fue cuando se rompieron las ligaduras que unían su vida a la de su madre, o cielos que momento más desgarrador, cuantas horas de viaje, lágrima tras lágrima, bien se podía pensar que en lugar de un autobús viajaba en barca, pero era lo que en ese momento tocada, habían sido tantas cosas vividas juntos, tantos años de complicidad, tanto apoyo, tanta compañía y comprensión... Lo cierto es que tuvo que echar a volar con su pesada carga pero con su ánimo liviano


Un angelote nunca tiene problemas para andar por el mundo, iba de acá para allá, sin más obligación que la impuesta por el trabajo, no ponía pegas, al fin y al cabo ya se movió mucho cuando fue concevido, estaba claro que sería difícil que echara raíces   Podría estas más o menos tiempo en algún lugar, no tenia problemas para hacer amigos, disfrutar de su compañía, salir y alguna que otra vez, como a todos nos ha pasado, no, no se trataba de un sueño o una ilusión viendo pajaritos de colores en más de una ocasión ante su estupor y sorpresa, no es una cosa a la que estaba acostumbrado, como ya dije se encontraba a gusto con sus amigos, que se podían contar con los dedos de una mano, se le acercaba uno, y le decía
entonces: ¡plumas para que os quiero!
Ahora el angelote parece que quiere romper nuevas cadenas, según dicen los cantos de sirenas, se ha hecho Ángel; siente preparadas las alas con plumas nuevas, con cartas de navegación estudiadas, quiere volver a ver a Juan, aquel que le hizo volar perplejo en su juventud y que ahora le llama para que alce el vuelo, que descubra nuevos mundos, nuevos retos, este angelote se siente fuerte y sabe que puede sostener un mundo nuevo en un nuevo amanecer
Momento es de cerrar heridas, recuerdos, vivencias, alegrias, logros y decepciones en un baul. Es el instante en el que abres una puerta a lo desconocido, así te parezca temeroso, sientes ese gusanito en el cuerpo, que con mucho esfuerzo y trabajo va poco a poco cambiando y que se transformara en una bella, maravillosa y grácil vida.
Erase, que se era, un angelote que llego del cielo, que la madre Luna entrego a una mujer, que los sueños le hicieron volar, disfrutar y vivir, que sus raíces le hicieron conquistar como sus antepasados descubriendo nuevos y maravillosos mundos y que como ellos ahora se enfrenta a otra conquista
Erase, que se era, amigos, la vida, o no, de un Saunero cualquiera
Besos, os quiero.
... Y se marchó,
y a su barco le llamó Libertad,
y en el cielo descubrió gaviotas,
y pintó, estelas en el mar.
Erase, que se era, lo que fue.

viernes, 14 de febrero de 2014

Carnaval Romano 2014

Hola amigos !!!
Ya lo tenemos aquí encima, llega don Carnal con mucha carne puesta a punto para cocinarse, vuelta y vuelta.
Os dejo el aviso para ir haciendo boca, ampliamos la información a continuación....
Pues si amigos llegan los Carnavales y con ellos una nueva Fiesta de Bacanal Romana en la sauna.

El próximo día  1  de Marzo, celebraremos una nueva Bacanal Romana, tu decides si te disfrazas o junto con nosotros te quitas hasta la máscara y das rienda suelta al instinto carnal que todos llevamos dentro y que acercándose la primavera se revoluciona….

Como es costumbre, abriremos las puertas a las  22:00 Hs. y permanecerán así, recibiendo a los carnales, hasta las 00:30, que serán cerradas. En este momento es en el cual, ya el desenfreno se termina de apoderar de todos. Disfrutaremos de un pequeño picoteo para reponer fuerzas y estaremos dale que dale, hasta que el cuerpo aguante, a quien se le acabe el amor puede dejar el paraíso, al resto les espera diversión hasta las cuatro, ¿no esta mal no?

Luces tenues en unos sitios, vivas en otros para ver bien todo lo bello que hay que ver y que nos revoluciona; como en las anteriores todos desnudos, disfrutando de lo bueno que cada uno posee; no tenemos puertas, lo sentimos se las lleva Don Carnal, para no tener estorbos.

Pero bueno, que os puedo decir de nuevo, que no conozcáis ya por las celebraciones anteriores. Ah! ¿Que no las conoces? Pues Romano, no sabes lo que te pierdes. Te esperamos, únete a la fiesta y disfruta.



miércoles, 8 de enero de 2014

Un regalo para Sandra.

Hola, esta tarde colgaba unas dudas existenciales que tuve durante estas Navidades. Luego me puse a trastear un poco por los mares de Google para, aprovechando la tranquilidad de la tarde, conseguir datos que me faltaban para otros próximos Post. Durante la navegación llegó a mi pantalla, algo bello que no conocía; de manera inmediata lo leía y lloraba, lo sentía.
Sandra, lleva una actividad constante con los peludetes y quiero dedicarle esta entrada a ella (no sólo de pañales vamos a vivir verdad?) estoy seguro que me permitirá acordarme de mis amigos de Seguracan (ya os hable de ellos justo en la entrada anterior). Bueno, ya me callo.
Sandra, si lo conocías vuelve a disfrutarlo, sino, lo siento pero ya no me quedan kleenex...
Se trata de un romance que compartió en su blog Gemma Salas , yo únicamente lo adorné con alguna imagen....
ROMANCE DEL PERRO COJO
La pata coja colgando
Como una inútil piltrafa
Pasó un perro por mi lado.
Un perro de pobre casta
Uno de esos, callejeros
Pobre de sangre y de estampa.

Nacen en cualquier lugar
De perras tristes y flacas
Destinados a comer basuras
De plaza en plaza.

Si pequeños por el que
Fino y agil de la infancia
Baloncitos de peluche
Tibios borlones de lana
Los miman, los acurrucan
Los sacan al sol, les cantan
De mayores por el que:
“¡Ay, como se les fue la gracia!”

Los dejan a su ventura
Mendigos de plaza en plaza
Sus hambres por los rincones
Y su sed sobre las charcas.

Y que tristes ojos tienen
Que recóndita mirada
Como si en ella pusieran su dolor
A media asta.
Y se mueren de tristeza
A la sómbra de una tapia
Si es que un lazo no les da
Una muerte anticipada.

Yo lo llamo
Todo orejas asustadas
Todo hociquito curioso
Todo sed, hambre, nostalgia
El perro escucha mi voz
Olfatea mis palabras
Como esperando… o temiendo
Pan, caricias o pedradas
No en vano lleva
Un mal recuerdo en su pata.

Lo vuelvo a llamar
Docil a medias avanza
Moviendo el rabo con miedo
Y las orejitas gachas.

Chasco los dedos y digo:
“Vamos ven aqui, no te hare nada
Vamos, vamos”
Y adiós la desconfianza
Que ya se tiende a mis pies
A tiernos aullidos canta
Ladra para hablar mas fuerte
Salta, ladra, gira, rie
Canta, rie, rie, llora
Y el rabo es un abanico de palabras
Es tan grande su alegría
Que más que hablarme,
Me canta.

“¿Qué piedra te dejó cojo?
Si, si! Mal halla, mal halla”
El perro me entiende
Sabe que mal digo la pedrada
Aquella pedrada dura que
Le destrozo la pata
Y el con el rabo, me está
Agradeciendo la lástima.

“Pero tú no te preocupes
Ya no ha de faltarte nada
Yo también soy callejero
Y aunque de distintas plazas
Y a patita coja y triste
Voy de plaza en plaza
Las piedras que me tiraron
Me dejaron coja el alma
Entre basuras de tierra
Tengo mi pan y mi almohada”.


“Vamos pues, vamos pues
Perrito mío…
Vamos pues… anda que te anda
Con nuestra cojera a cuestas
Con nuestra tristeza en andar
Tú por tus calles oscuras
Yo, por mis calles calladas
Tú, la pedrada en el cuerpo
Yo, la pedrada en el alma!”.

“Y cuando mueras amigo,
Yo te enterrare
Bajo un letrero que dice:
Aqui yace
Un amigo de la infancia
Y en el cielo de los perros
San Roque te regalrará
Una muleta de plata.”

Compañeros si los hay!
Amigos… donde los haya!
Mi perro y yo por la vida
Pan pobre! Rica compaña!

Era joven y era viejo
El tiempo pasado lo dejo
Medio sin alma
Fueron muchas penas
Mucho peso
Para sus tres patas.

Y una mañana en el huerto
Debajo de la ventana
Lo entontré tendido, frió
Como un duro musgo el pelo
Con el rocio brillaba
Ya estaba mi pobre perro
Muerto de las cuatro patas.

Hacia el cielo de los perros
Se fue anda que te anda,
Con las orjeas de relance
Y el hociquito de escarcha.
Al llegar
San Roque en la puerta estaba
¡Ortopedico de mimos!
¡Cirujano de palabras!
Bien surtido de respuestos
Para curar viejas taras.

Para ti! Un rabo de oro
Para tí! Un ojo de ambar
Tú! Tus orejas de nieve
Tú! Tu hociquito de escarcha
Y tú!… y mi perro se reía
Tú!.. tu muleta de plata.

Ahora ya se porque
Está la noche agujereada
¿Estrellas? ¿Luceros?
!No!
Es mi perro que cuando anda
Con la muleta va haciendo
Agujeritos de plata

Manuel Benítez Carrasco
Granada, 1922 — Granada, 1999